Algunos expertos dicen que los datos son el oro del futuro…

En la actualidad todo funciona a través de los datos; las redes sociales, los portales de internet, los avisos publicitarios, los registros y una cantidad de medios donde las personas dejan un rastro y dicen mucho sobre ellas: sus gustos, preferencias y características.

Los datos son considerablemente importantes, porque permiten dejar a un lado las corazonadas y opiniones subjetivas y muestran la realidad objetiva que permite tomar decisiones asertivas y reales.

En la medida que se tengan datos y se tomen decisiones basadas en estos, los resultados serán más precisos, concretos y minimizarán los esfuerzos. La información mueve el mundo, las empresas y dinamiza la manera de tomar decisiones globales y particulares.

En cualquier estudio, en este caso para las encuestas de Calidad de Vida, los datos se convierten en la única y principal herramienta de trabajo, son vitales a la hora de concretar resultados y conocer la percepción de las personas y familias sobre diferentes temas.

Sin datos sería imposible conocer los resultados de una encuesta y al mismo tiempo, muy difícil saber cómo se encuentran las personas y qué esperan para mejorar sus condiciones.

Por ese motivo, el equipo de la Encuesta de Calidad de Vida 2020, trabajó minuciosamente en un cuestionario que aplicará a la comunidad y espera que sea respondido con total claridad. Los datos serán la fuente principal para conocer cómo está la población de Rionegro en la actualidad.

Después de eso y de garantizar que dichos datos son privados y conservados de forma exclusiva, se realizará un análisis completo para entender qué dice esos datos, cómo se comportan y cómo se deben responder frente a ellos.

Los datos, son la única herramienta que tienen los Gobiernos e instituciones para conocer cómo está la sociedad, cómo se siente, qué espera y en qué condiciones sociales, familiares y económica se encuentran.

Nada más real que el trabajo seguro con los datos y la precisión que ellos traen a la hora de responder y dar soluciones realmente valiosas. Los datos son importantes para tomar acción, no para ser encarpetados en un escritorio o estudio.